Sonríe...




 
La sonrisa es una de las cosas más bonitas que tenemos y muchas veces se nos olvida.

Al sonreír contagias esa energía que irradía y esa positividad que transmite. Una sonrisa es contagiosa y, si no te lo crees, pregúntale a Carla Simpatías la protagonista del cuento "Cadena de sonrisas" (http://cuentosparadormir.com/infantiles/cuento/cadena-de-sonrisas).

Te invito a que hagas la prueba: cuando te cruces con alguien, sonríele. ¿Qué efecto tiene tu sonrisa?


 
En todos estos años por mi vida, como por la de cualquier persona, ha pasado mucha gente, buena, mala, regular,... pero de toda ella se puede aprender y sacar algo positivo.

Ya he comentado en otro post mi afición por los cuentos. De todo el mundo (mi familia y amistades) es conocida mi afición por la lectura que he ido cultivando en mí y en mi hija. He aprendido a amar los cuentos, a sacarles todo el jugo posible y en transformarlos a una herramienta de enseñanza.

En primer lugar, Juan Carlos Di Pane Sánchez, gran amigo, creador, artista, me dio la oportunidad de empezar a contar cuentos en Cruz Roja por medio del curso de "Cuentacuentos Interculturales", una forma de acercar las distintas culturas a las personas residentes en Salamanca. Grandes cuentos aprendí y conté con él, y, espero, seguir contando.

Como soy "culo" inquieto y no paro de estudiar, aprender y absorver enseñanzas de otras personas, se cruzó por mi camino Roberto García Encinas, dramaturgo y profesor de teatro. Ya lo he contado en otro post, pero el curso de Narración Oral impartido por este profesional y, ya, amigo, me dio más alas para seguir contando cuentos.

Como por pedir que no quede, y ante la inminente llegada de diversos talleres en los que tenía que hablar sobre agresiones sexuales, igualdad y violencia de género, le pedí a Roberto, si podía, un texto que hablara sobre esto último.
Lo creó, lo redactó y lo publicó en una revista cultural con la que colabora. Yo no lo pude utilizar en mis sesiones porque el público era bastante difícil, pero no quiero dejar de compartirlo ahora, debido a la reciente publicación de un informe a nivel europeo sobre la violencia de género, como consecuencia de las distintas informaciones y noticias conocidas en los últimos días de muertes de mujeres. 
El mensaje puede ser claro y, a la vez, complicado de llevar a cabo, pero no podemos olvidar que los hombres y las mujeres somos iguales, que nadie se encuentra en un plano de superioridad en relación con la otra persona y que, cuando la relación está llena de violencia podemos comenzar diciéndole que... "si quieres Fairy, ya sabes dónde está el supermercado".

La casa de sus sueños

La casa de sus sueños
- ¡Vaya! ¡Se ha acabado el Fairy!
Bueno, al fin y al cabo daba igual. Abrió el grifo y echó un chorrito en el envase. Eso le daría suficiente espuma para fregar las dos tazas del desayuno, el plato de las tostadas y la cafetera italiana que su madre les regaló el día de la boda.
Armando acababa de marcharse a trabajar a la fábrica. Como siempre llegaba tarde porque le encantaba hacerse el remolón en la cama. Le había dado un beso y, como todos los días, le había recordado lo mucho que la quería y lo afortunado que era teniéndola a su lado. Verónica sonrió amargamente mientras secaba sus manos con un trapo de cocina.
Se dirigió al salón y se encendió un Chester mientras miraba aquel salón tan iluminado que tanto le había gustado cuando el agente inmobiliario les enseñó la casa ( Aquí van a tener luz todo el día. Y miren, miren que vistas) . Había tantos recuerdos entre esas paredes: El primer año nuevo juntos, las visitas de su madre, las noches de los sábados viendo películas y comiendo palomitas de microondas, las patadas mientras ella trataba inútilmente refugiarse en el suelo, entre el sofá y uno de los sillones…
Apagó el cigarrillo y fue hacia el cuarto de baño. Mientras se lavaba los dientes con el cepillo eléctrico que su madre le regaló en los últimos reyes, se quedó fijamente mirando la bañera con jacuzzi ( sin duda la joya de la casa para una joven pareja de recién casados) en la que un día brindaron con champán y pocos días después él intentó ahogarla porque  había dejado tibia el agua del baño.  Escupió la mezcla de saliva y pasta de dientes con rabia. Se miró al espejo y vio que su ojo ya estaba mejor, al menos podía abrirlo.
frente-al-espejo
Mujer frente al espejo
Ya en el dormitorio (Miren que espacio tan espectacular. Aquí caben, además de la cama, hasta dos cunas por si un día deciden ampliar la familia), Verónica hace instintivamente la cama. Mira al suelo y ve que todavía queda algún resto de aquella figurita espantosa que les habían regalado en la boda de una prima de Armando y que se encontraba sobre la mesilla de noche. Eso había ocurrido hacía tan solo tres días: tres bofetadas y algunos cuantos daños colaterales. Con rabia volvió a deshacer la cama.
Del armario empotrado (¿Y qué me dicen de este armario? Ya tienen que gastar mucho en las rebajas para llenarlo por completo) sacó una maleta, aquella que le había regalado su madre para el viaje de novios a la República Dominicana, y la puso sobre la cama. La abrió y empezó a meter en ella ropa sin ningún tipo de orden.  Tras meter el cepillo eléctrico la cerró y respiró hondo.
Volvió de nuevo a la cocina (equipada con inducción) y se sentó en la mesa en la que habían estado desayunando juntos hacía apenas una hora. Cogió un bolígrafo y la libreta en la que apuntaban la lista de la compra. Tras pensar durante unos minutos, decidió no escribir nada.
Se levantó de la silla. Cogió la maleta y miró por última vez esa cocina en la que había cocinado para él, por primera vez, una paella que a juicio de Armando era insípida.
- Si quieres Fairy ya sabes dónde está el supermercado.

http://revistatarantula.com/la-casa-de-sus-suenos/

Mesa redonda sobre violencia de género

En octubre de 2012 participé en mi primera mesa redonda. Esta mesa estaba organizada por Salamanca Latina y la asociación MUNAS. Su temática estaba referida a la violencia de género.

Yo participé para hablar del desarrollo de mis talleres de empoderamiento con mujeres víctimas de violencia de género desarrollado en el CEM de Salamanca gestionado por Cruz Roja.

Fue una experiencia muy enriquecedora. Compartí mesa con la abogada de ADAVAS, con técnicas del Ayuntamiento de Salamanca, con psicólogas que se encargas del programa FENIX y la Inspectora de la Policía Local encargada de dirigir el SEAMM.

Recuerdo que fue una tarde pasada por agua, pero bien entretenida y amena. Nervios a flor de piel porque era mi primera mesa redonda y estaba rodeada de grandes mujeres. Pero presenté una ponencia distinta y que no pasó indiferente.

Así soy yo.


Internet

lo que hacen tus hijos en internet: una guia para padres-leonardo cervera navas-9788498676099 
 Este libro llegó a mis manos por casualidad, en una visita a la biblioteca que se encuentra en la Casa de las Conchas. Yo iba buscando un libro para mi hija y, como no puedo estarme quieta, me puse a investigar y estudiar los libros que había en la sección de padres por si encontraba alguno que me sirviese para explicar las nuevas situaciones que se dan en la red y de la que son protagonistas nuestros/as jóvenes.

Como tenía que preparar un curso para el profesorado (el que di con la empresa Tformas) y versaba sobre el bullying y los peligros (y ventajas) de internet, este libro se pareció muy interesante.

Desgraciadamente se encuentra descatalogado ya. Alguna persona se consideró muy graciosa o pensó que cuatro páginas del final del libro no merecían estar ahí o que eran demasiado interesantes para dejarlas en su sitio y desaparecieron; es decir, me quedé sin saber el final de un capítulo porque estaba incompleto.

Me parece un libro donde se muestran las ventajas y los peligros que tiene internet. Refleja muy bien cómo nos sentimos las personas adultas ante lo que nos puede ofrecer la red y cómo se sienten nuestros menores, estos seres inconscientes, inocentes e "ignorantes" al pensar que lo saben todo sobre este medio de comunicación.

Recomiendo este libro por nos da pautas, a todo el mundo, sobre lo que hay y no hay; pero también nos muestra las ventajas y lo que pueden ver nuestros hijos y nuestras hijas en la red.

También recomiendo el siguiente blog, de reciente creación, y que versará sobre estos temas:
http://familiaenredada.tformas.com/ 

El camino del éxito

Un vídeo para la reflexión y el aliento, para generar más ganas de seguir luchando, para seguir abogando por el cumplimiento de nuestros sueños, nuestros anhelos, nuestras ilusiones,...

Entre mis actividades como voluntaria de Cruz Roja, también está la asistencia a cursos como alumna, como el que he estado recibiendo los últimos tres lunes para el próximo proyecto de apoyo humano que se llevará a cabo en Cruz Roja Salamanca. 

El último de los talleres que veíamos era el de motivación. Para motivar no hay nada como repetirse unas cuantas veces cuáles son tus objetivos, escribirnos frases positivas, de ánimo y comenzar el día con una sonrisa que contagia a toda persona que se cruce en nuestro camino.

Este vídeo que comparto es uno de los que vimos al finalizar el taller (curso de preparación de las monitoras para los talleres que se desarrollarán próximamente) y me parece estupendo. Creo que me puede servir también para mis talleres de empoderamiento con mis chicas de Generando Igualdad y, por supuesto, para mí.

Os lo dejo para que, en estos días que voy a estar algo perdida del mundo tecnológico, reflexionéis y penséis cómo de duro está siendo vuestro camino para alcanzar el éxito.
Y recordad... hay que sonreír siempre.

 
Éstas deberían ser las únicas diferencias, graciosas, que existieran entre los hombres y las mujeres.

Ójala no tuviéramos que tener un día la mujer, para recordar al mundo que existimos y que luchamos por obtener los mismos derechos que los hombres.





Deseo que todos los días sean el día de la mujer, y del hombre, y del niño y la niña... todos los días deberían ser el día de la persona, sin distinción, sin discriminación. 



Y sin embargo... te quiero

CUANDO HABLO DE AMOR

No hablo de estar enamorado cuando hablo de amor,
no hablo de sexo cuando hablo de amor,
no hablo de emociones que sólo existen en los libros,
no hablo de placeres reservados para los exquisitos.
No hablo de grandes cosas.

Hablo de una emoción capaz de ser vivida por cualquiera,
hablo de sentimientos simples y verdaderos,
hablo de vivencias transcendentes pero no sobrehumanas,
hablo del amor tan sólo como querer mucho a alguien.

Pero, ¿qué estamos diciendo cuando decimos “Te quiero” ?
Yo creo que decimos: “Me importa tu bienestar”.
Nada más, ni nada menos.

Cuando quiero a alguien, me doy cuenta de la importancia
que tiene para mí lo que hace, lo que le gusta y lo que le duele “Te quiero” significa, pues, me importa de ti;
y “te amo” significa me importa muchísimo.

Y tanto me importa que, cuando te amo, a veces priorizo
tu bienestar por encima de otras cosas que también
son importantes para mí.

Esta definición conducirá a la plena conciencia de dos hechos: no es verdad que te quieran mucho aquellos a quienes no les importa demasiado tu vida, y no es verdad
que no te quieran los que viven pendientes de lo que te pasa.

Repito: si de verdad me quieres: ¡te importa de mí!
Y por lo tanto, aunque sea doloroso aceptarlo,
si no te importa de mí, será porque no me quieres.

Esto no tiene nada de malo, no habla mal de vos que no me quieras, solamente es la realidad, aunque sea una triste realidad.

Hay muchas cosas que yo puedo hacer para demostrar, para mostrar, para corroborar, confirmar o legitimar que te quiero, pero hay una sola cosa que yo puedo hacer con mi amor, y es quererte, ocuparme de vos, actuar mis afectos
como yo los sienta. Y como yo lo sienta será mi manera de quererte.

Tú puedes recibirlo o puedes negarlo, puedes darte cuenta
de lo que significa o puedes ignorarlo supinamente.

Pero esta es mi manera de quererte, no hay ninguna otra disponible.

Querer y mostrarte que te quiero pueden ser dos cosas distintas para mí y para ti. Y en estas, como en todas las cosas, podemos estar en absoluto desacuerdo sin que necesariamente alguno de los dos esté equivocado.

Cuando alguien te quiere, lo que hace es ocupar una parte de su vida, de su tiempo y de su atención en ti. Cuando alguien te quiere, sus acciones dejan ver claramente cuánto le importas.

Yo no creo que el amor sea un espacio de sacrificio.
Yo no creo que sacrificarse por el otro garantice ningún amor, y mucho menos creo que esta sea la pauta que reafirma mi amor por el otro.

El amor es un sentimiento que avala la capacidad para disfrutar juntos de las cosas y no una medida de cuánto estoy dispuesto a sufrir por ti, o cuánto soy capaz de renunciar a mí.

A medida que recorro el camino del encuentro, aprendo a aceptar que quizás no me quieras.

El afecto es una de las pocas cosas cotidianas que no depende sólo de lo que hagamos nosotros, ni exclusivamente de nuestra decisión, sino de que, de hecho, suceda. Sucede o no sucede, y si no sucede, no hay manera de hacer que suceda, ni en mí ni en ti.

Si me sacrifico, me mutilo, y cancelo mi vida por ti, podré conseguir tu lástima, tu desprecio, tu conmiseración,
quizás hasta gratitud, pero no conseguiré que me quieras,
porque eso no depende de lo que yo pueda hacer.

No sólo no podemos hacer nada para que nos quieran,
sino que tampoco podemos hacer nada para dejar de querer.

JORGE BUCAY

ADAVAS




Desde enero de este año 2014, imparto en ADAVAS talleres de prevención de la violencia de género, igualdad y abusos sexuales a menores, tanto en colegios como en institutos.


Estos talleres me hacen ver el trabajo tan enorme que tenemos que realizar con nuestros niños y con nuestras niñas porque, desgraciadamente, estamos volviendo a mentalidades de hace muchos años atrás; mentalidades que no abogan ni promueven la igualdad entre las personas, sino las desigualdades entre hombres y mujeres y donde los problemas se solucionan a base de guantazos, literalmente, o metiéndonos con la otra persona. La desigualdad se ve como algo normal, generalizado. La juventud no se cuestiona nada.

Como ya habéis podido comprobar, me gusta trabajar con canciones, pues hacen que los talleres, las clases, ... sean mucho más amenas. Esta canción de Manuel Carrasco, aún no la he utilizado en ningún taller, de momento. Esta canción transmite el mensaje de que nadie debe amedrentarnos en nuestros sueños, en nuestras ilusiones. Nadie nos debe decir qué debemos hacer, cómo lo debemos hacer, etc. imponiéndonos su opinión y su criterio.

 

En estos talleres en distintos colegios e institutos de Salamanca, me he dado cuenta que las chicas vuelven a esa posición casi sumisa en la que callan por miedo a las represalias, por temor y los chicos se meten precisamente por ello: por hablar y por no hablar.

Muchas veces somos nosotros/as mismos/as quienes nos ponemos límites a nuestras capacidades y nuestras cualidades o hacemos como el "elefante encadenado" del cuento de Jorge Bucay, aprendemos que no podemos hacer las cosas y nunca más volvemos intentarlo. 
En estos casos, en estos momentos, no podemos olvidar la frase que Will Smith, en la película "En busca de la felicidad", le dijo a su hijo: 
S
Sigamos luchando por nuestros sueños, no dejemos que nadie nos impida luchar por ellos, porque sólo yendo paso a paso, ya sabéis, conseguiremos llegar... A LA LUNA.